¿Tienes dudas? llámanos
+34 647146836

Córcega y Cerdeña

Anterior Siguiente

LAS HERMOSAS ISLAS DE CÓRCEGA Y CERDEÑA ES UN PARAÍSO PARA MOTOCICLISTA

Bolonia es el comienzo perfecto para este viaje maravilloso. Después de una visita obligatoria a la fábrica de Ducati, montamos hacia las colinas de la maravillosa Toscana. Como si los puntos de vista de nuestra ruta no fueran suficientes, la torre inclinada de Pisa es otro punto a destacar en nuestro camino hacia la costa. Después de un relajante crucero en el ferry, el viaje continuará con su curvas.
Cerdeña, una mezcla perfecta de montañas, calas rocosas y playas de arena, aguas cristalinas y excelentes carreteras, serán nuestro patio de recreo para los próximos cuatro días. Pero hay más: ciudades históricas, monumentos antiguos, buena comida y excelentes vinos. Y si la playa es demasiado tentadora para pasar un día de descanso, es una oportunidad perfecta para realizar unos kilometros más y conocer sus carreteras más a fondo.
Un corto trayecto en ferry nos llevará a la isla francesa de Córcega. Aquí las montañas son aún mayores, y mientras las carreteras siguen siendo el sueño de un motorista, te darás cuenta de pequeñas diferencias entre Francia e Italia. Cuatro días nos dará tiempo suficiente para explorar a fondo los secretos ocultos de la isla. Y una vez más, un día de descanso nos dará la oportunidad de relajarnos y tomar fuerzas. Un viaje en ferry nos llevará de vuelta a Italia, donde la espectacular costa de Cinque Terre y el museo de Ferrari en Maranello proporcionan un acabado memorable para esta ruta Córcega-Cerdeña.